Portada - Locales - En Diamante
Científicos preparan los restos del mastodonte para iniciar su estudio
03/08/2012 | El equipo de Geopaleontología del Centro de Investigaciones Científicas de Diamante halló el cráneo de un mastodonte en Urdinarrain. Se trata de restos fósiles de un mamífero del Cuaternario.


Huesos grandes y pequeños cubren las mesas del laboratorio de Paleontología en el Centro de Investigaciones de Diamante. En el medio, Brenda Ferrero muestra el cráneo de un mastodonte que fue hallado hace dos semanas. Explica que el material está siendo preparado por los técnicos del laboratorio y que cuando esté listo será estudiado por el equipo de Geopaleontología del Centro.

Los restos fósiles fueron encontrados por unas personas que van frecuentemente a pescar al Río Gualeguay, en Urdinarrain. "Vieron algo en la barranca, les pareció que podría llegar a ser algún hueso, le sacaron unas fotos pero no lo tocaron. Llamaron a la Municipalidad y desde ahí se comunicaron con nosotros", cuenta Ferrero. Y comenta que los profesionales del Centro dieron una charla en Urdinarrain el año pasado. "A partir de ese momento se empezó a acercar gente que tenía algún material y comenzaron a interesarse en estos temas".

� ¿En este hallazgo se actuó correctamente?

� Ese es el modo en que se debería actuar siempre. Si hubieran sacado el material de la barranca, se hubiera perdido información. A nosotros nos interesa mucho saber de dónde salen los restos, de qué estrato de la barranca. En este caso se comunicaron con nosotros, pero lo importante es informarlo a una institución científica. Lo ideal sería que se comuniquen con el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Profesor Antonio Serrano, que es la autoridad de aplicación de la Ley de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico, o con nosotros que estamos trabajando en el área.

Pedimos que la gente que realice hallazgos pueda comunicarse con cualquiera de las dos instituciones. Nosotros trabajamos en colaboración con la entidad de aplicación, que es el Serrano, tenemos permisos legales para poder trabajar.

� ¿Qué es lo que se encontró específicamente?

� Encontramos un cráneo bastante completo de un mastodonte. Es interesante el hallazgo porque está muy completo. Para estudiarlo, extrajimos el material, lo trajimos al laboratorio,  ahora se lo está preparando, que significa limpiarlo, consolidarlo, pegar todas las partes de manera que quede lo más armado posible, y después se estudia.

� ¿Ya saben la antigüedad de los restos?

� Más o menos estimamos la edad, pero no sabemos concretamente cuántos años tiene. Para saber eso tenemos que hacer una datación de los sedimentos donde fue encontrado el cráneo, y todavía no llegamos a esa parte.

A partir de unos hallazgos que tuvimos el año pasado, empezamos a realizar un trabajo más integrado de lo que es la cuenca del Río Gualeguay con el geólogo que trabaja aquí en el Centro de Investigaciones, que es Ernesto Brunetto. Lleva mucho tiempo, porque se extraen muestras de sedimento de toda la barranca, se hacen diferentes estudios y también se mandan a datar. Como las dataciones son muy caras, nosotros estimamos la edad por comparación, porque conocemos la fauna que fue más o menos contemporánea con estos animales. Entonces ahí podemos decir que la fauna que encontramos en el Río Gualeguay en esos sedimentos, vivió en el Pleistoceno tardío en provincia de Buenos Aires, por ejemplo. A partir de eso estimamos la edad de esos sedimentos y la de los huesos que lo contienen.

� ¿Las características de nuestra provincia benefician este tipo de hallazgos?

� Digamos que hay distintas condiciones que favorecen que los restos se preserven o no. En este caso, nosotros tenemos la particularidad de tener muchos ríos que están cortando permanentemente la barranca y van dejando al descubierto nuevas áreas en donde están los fósiles. En lugares más llanos, como las provincias de Buenos Aires o Santa Fe, por ahí se descubren materiales por el barrido de algún río, pero la capacidad de erosión de los ríos entrerrianos es mayor a la de otros. Eso siempre hablando de estos períodos, del Cuaternario por ejemplo.

Para la conservación de estos restos favorecen las condiciones. En un pasado el ambiente acá no era idéntico al de hoy, seguramente hubo variaciones, pero era un lugar donde había mucho río, similar a lo que vemos ahora. Y en este medio ambiente hay cosas que favorecen la fosilización, como son las condiciones en que se entierra el mamífero. En un lugar donde hay muchos ríos, un animal muere y es enterrado rápidamente por sedimentos del río, y eso favorecería a la preservación. Lo mismo ocurre  en otros ambientes que son eólicos, donde las tormentas de viento que vienen con polvo pueden tapar un animal que esté muerto. Esas condiciones dan más posibilidades para que se fosilicen.

Más información en semanario LA CIUDAD
Altura del Río Paraná
3,68
arriba
Fecha: 01.10.2014
Facebook
IOSPER
Desarrollado por La Difusora - Comunicación digital | 2011
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
DIAMANTENOTICIAS mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.